Compañeros Gonzalo Zapata y Cristóbal Franke están nuevamente en la calle!

Con alegría volvemos a redactar esta información, nuevamente nuestros amigos y compañeros están donde pertenecen y que es fueras de las jaulas. Nuevamente están desde donde fueron secuestrados hace más de 4 meses.

El día de ayer, martes 31 de Enero, se realizo de forma sorpresiva una audiencia para el cambio de la prisión preventiva. Esta audiencia (requerida por la fiscalía) en una primera instancia estaba programada para el 9 de febrero, pero los abogados de los compañeros aceleraron este proceso y la audiencia fue reprogramada de un día para otro.

Alrededor de las 12:45, en una sala invadida por familiares y compañerxs, entraron los compañeros con su permanente ánimo y ansiosos por ver a algunas personas que en meses no han visto ni abrazado. La audiencia comenzó con intervención de la fiscalía y los querellantes (Ministerio del Interior y Carabineros), quienes pidieron que la prisión preventiva fuera sustituida por el arresto domiciliar nocturno. Esta audiencia la pide la fiscalía a razón de que hace pocos días el Servicio Medico Legal (institución estatal encargada de realizar autopsias y pericias en relación a daños físicos en personas) determino que las lesiones del verdugo no eran de la gravedad que el Hospital de Carabineros había indicado en su informe medico y es por esto que intenta mostrarse respetuosa de las leyes y pide cambio de la medida cautelar, esperando que con esto el juez les acogiera la petición de arresto domiciliar.

Luego los abogados de los compas tomaron la palabra y volvieron a evidenciar las irregularidades que se han producido, como por ejemplo hace algunas semanas se realizo una rueda de reconocimiento, donde los testigos de la fiscalía acudieron a la Unidad Especial de Alta Seguridad y desde un vidrio polarizado observaron a un conjunto de presos (8 aproximadamente) entre los que se encontraban los compañeros. El asunto es que ninguno de los otros presos tenia semejanzas con el Rusio o el Mono y además una fiscal respaldada por Gendarmería guio a los testigos para la identificación. Así también se comento que parte de las lesiones que sufrió el verdugo fueron producidas al caer del caballo. La defensa de los compas exigía finalmente que los compañeros fueran excarcelados, quedando sin medidas de cautela adicionales.

En todo momento los compañeros hacían señas y saludaban a sus seres queridxs, además de burlarse de los representantes de la fiscalía y querellantes.

Tras las intervenciones de la fiscalía y la defensa, el juez decidió que ambos compas fueran excarcelados y que quedarías sujetos a firma mensual (durante la primera semana de cada mes) y prohibición de salir del territorio nacional, esto a espera que se realice el juicio. Sin prejuicio a que en un tiempo más puedan levantarse estas medidas en otra audiencia.

La investigación continua y aun falta que se fije la fecha para que se comience a preparar el juicio. A pesar de esto la fiscalía quiere realizar un juicio abreviado buscando salvar algo de este caso.
Ante una eventual condena por “lesiones leves” los compañeros arriesgan una pena baja, la cual podría quedar cumplida, e incluso sobrepasada, tras los meses de prisión.

El Poder intento por todos los medios alargar cada día de prisión preventiva, recordemos que estas detenciones se realizaron tras varios días de intervención periodística por parte de los voceros del Poder donde se expusieron las fotos tomadas por Agencia Uno, acompañadas de un claro mensaje condenatorio, donde solo la captura de los autores de la golpiza al verdugo podría calmar la euforia de la venganza ciudadana. En cada noticiero se respaldaba el monopolio de la violencia por parte de las fuerzas del orden y se hablaba del indefenso trabajador de carabineros que casi fue linchado por un grupo de salvajes, donde se llego a decir que el verdugo había perdido un ojo y que los compas también habían apuñalado a los caballos, ambas infamias que solo buscaban justificar la jugada represiva de se avecinaba.

Esto en medio de un contexto de revuelta donde jóvenes encapuchadxs desbordaban cada manifestación, saboteando propiedad tanto privada como estatal y enfrentándose a la policía antidisturbios donde muchas veces los esbirros fueron sobrepasados a punta de piedras, palos y fuego.

Con la captura primero de Mono y luego de Rusio, el Poder quería extender su mensaje de omnipresencia donde nadie se burla de sus instituciones de seguridad y queda sin castigo, advirtiendo a cada persona que ni pensaran en participar de las revueltas porque para ellxs había una jaula que esperaba ser llenada. Aun con todo esto los compañeros no se sometieron a este ridículo teatro y no bajaron su cabeza, llegando a reivindicar a viva voz la lucha callejera, incluso tomando participación activa en la lucha desde la cárcel, agrupándose colectivamente con los compañeros Francisco Moreno y Zerman Elias además de apoyarse y estrechar lazos con otros presos en lucha.

Cerca de las 15:30 del 31 de Enero ambos compañeros salieron por la puerta de la cárcel donde fueron recibidos por familiares y compañerxs en un ambiente de alegría, pero sin olvidar que aun son muchos los compañeros que aun continúan luchando desde el otro lado de los muros.

Junto con comunicar lo ocurrido ayer, queremos recordar el llamado a solidarizar este 7 de Febrero por el juicio que se realizara contra Zerman. La audiencia tiene cita a las 14:00 horas en el Centro de Justicia de Santiago en el edificio de la fiscalía centro. La invitación esta abierta a acompañar al compañero, porque en esta lucha nadie esta solx.

Solo la lucha nos hará libres!
Solidaridad con todxs lxs presxs de la Guerra Social!
Abajo las jaulas!

Compañerxs y amigxs de Gonzalo y Mono

This entry was posted in Acciones y palabras en Solidaridad. Bookmark the permalink.