Carta desde la Seccion de Maxima Seguridad en apoyo a Francisco Moreno

Esta carta que desarrollamos en conjunto tiene por objetivo principal enviar nuestro apoyo, cariño y compañía al compa Francisco Moreno, quien fue golpeado por un bastardo carcelero del Módulo 35 de la cárcel de Santiago el pasado 16 de noviembre. Este carcelero es un suboficial de apellido Díaz, y es apodado “perfume de mujer” (por su supuesta opción homosexual), ese bastardo es el mismo que obligo a que le cortaran el pelo a Mono y a Zerman bajo amenazas, el mismo que cotidianamente humilla y golpea a presos con su actitud fascista.

Como claramente lo dijo Francisco, el carcelero lo golpeo porque el compa se mantiene digno y firme, sin agachar la cabeza, algo que al represor le molesto y “valientemente” , amparado por toneladas de concreto, por carceleros de menor rango esperando órdenes y por la mayoría de la población de presos cómplices y sumisos, es que se atrevió a golpear en la cara al compañero.

Independientemente si es un golpe o más, si quedan heridas o no, ninguna agresión puede ser tolerada, debemos denunciar públicamente para que lxs compañrexs en la calle hagan lo que estimen necesario. Nuestra lucha desde la cárcel persiste y no claudica, por eso hacemos de cada instante una continua batalla para permanecer irreductibles.

Junto con solidarizar con el compa golpeado, también queremos denunciar que por resolución del tribunal y a petición del abogado defensor, Francisco debería haber sido trasladado a la SMS (Sección de Máxima Seguridad) pero Gendarmería no acato la medida y se rehúsa a trasladarlo a esta cárcel.

Como segundo punto nos queremos referir a las protestas, a la lucha callejera y los hechos ocurridos en las últimas semanas. En el marco de la jornada de protestas a nivel latinoamericano del jueves 24 y antes de la marcha convocada en la tarde, es que la policía allana con sed de venganza el Liceo Darío Salas, que se encontraba okupado por estudiantes hace más de 6 meses. Lxs jóvenes resistieron orgullxsos y con fuerza frente a los agentes de la represión, teniendo estos últimos que reventar el portón a choques con su carro lanza gases. La policía dijo que había bombas molotov y decenas de jóvenes fueron detenidxs y soltadxs horas más tarde. Esto no es más que una clara evidencia del temor del Poder ante jóvenes que ven la lucha más allá de una reivindicación educacional y que no reconocen a los auto-proclamados “líderes del movimiento estudiantil”. Ejemplo de esto fue lo que ocurrió en Chillan tras la reunión de dirigentes faranduleros, donde uno fue increpado y “despeinado” mientras las calles ardían en llamas.

Ese mismo 24 de noviembre en calle Irarrázaval, fuera del gimnasio “Pacific”, un joven encapuchado fue agredido por un ciudadano-policía que trabaja ahí. El joven de 14 años quedo inconsciente y con graves lesiones, las personas que intervinieron impidieron que el agresor lo siguiera golpeando. El gobierno busca enfrentamientos entre civiles para justificar su represión y no hay que evitar esto, pues es el momento en que la gente toma posiciones: con la revuelta o con la represión. No hay que evitar el enfrentamiento con los ciudadanos-policías, pero hay que tener claro que a la hora en que éstos y los disturbios ocurren, las prioridades son los poderosos, sus propiedades y sus guardianes.
Un buen ejemplo de esto fue lo que ocurrió en el homenaje al bastardo de Krassnoff, donde un barrio de ricos fue arrasado por el germen de la memoria histórica y la revuelta. Sin permiso, a agitar y protestar.

¡¡Solidaridad con Francisco Moreno y Sebastian Saldaña!!
¡¡Ninguna Agresión Sin Respuesta!!
¡¡La Revuelta es Reproducible y Contagiosa!

Zerman Elias, Preso Político Libertario.
Gonzalo Zapata, Preso Político.
Cristóbal Franke-Mono, Preso Político Antiautoritario.

Sección de Máxima Seguridad, Cárcel de Alta Seguridad.

This entry was posted in Acciones y palabras en Solidaridad. Bookmark the permalink.